Hay que tener en cuenta que no todos tendremos todos los síntomas o la mayoría de ellos. Hay personas que sólo tienen uno, dos a lo más, otras que tienen muchos más, otras que no tienen ninguno. Es importante tener en cuenta que los síntomas pueden ser permanentes o pueden ir y venir. Recuerden que en ocasiones podemos tener un síntoma por un tiempo y de un momento a otro desaparece.

Como sabemos la esclerosis múltiple es una enfermedad autoinmune que afecta el SNC.

La (EM) afecta más a las mujeres que a los hombres. El trastorno se diagnostica con mayor frecuencia entre los 20 y 40 años de edad, pero se puede observar a cualquier edad. La EM es causada por el daño a la vaina de mielina, la cubierta protectora que rodea las neuronas. Cuando esta cubierta de los nervios se daña, los impulsos nerviosos disminuyen o se detienen.

Los síntomas varían porque la localización y magnitud de cada ataque, crisis o exacerbación pueden ser diferentes. Los episodios pueden durar días, semanas o meses y se alternan con períodos de reducción o ausencia de los síntomas (remisiones).

El estrés, la fiebre, los baños calientes, la exposición al sol y el hecho de que en Cuba tenemos un eterno verano pueden desencadenar o empeorar los síntomas.

Debido a que los nervios en cualquier parte del cerebro o la médula espinal pueden resultar dañados, podemos tener síntomas en muchas partes del cuerpo. Es por esta razón que se describen más de 80 posibles síntomas.

Síntomas musculares:

–      Pérdida del equilibrio

–      Espasmos musculares

–      Entumecimiento o sensación anormal en cualquier área del cuerpo.

–      Problemas para mover los brazos y las piernas.

–      Problemas para caminar.

–      Problemas con la coordinación y para hacer movimientos pequeños.

–      Temblor en uno o ambos brazos o piernas

–      Debilidad en uno o ambos brazos o piernas

Síntomas vesicales e intestinales:

–      Estreñimiento o escape de heces

–      Dificultad para comenzar a orinar

–      Necesidad frecuente de orinar

–      Urgencia intensa de orinar

–      Escape de orina (incontinencia)

Síntomas oculares:

–      Visión doble

–      Visión borrosa

–      Molestia en los ojos

–      Movimientos oculares rápidos e incontrolables.

–      Pérdida de visión (usualmente afecta un ojo a la vez)

Otros síntomas

–      Entumecimiento,

–      Hormigueo o dolor:

–      Dolor facial

–      Espasmos musculares dolorosos

–      Sensación de picazón, hormigueo o ardor en brazos y piernas, especialmente molesto es el sentir que se tienen los pies apoyados en brasas ardiendo.

Otros síntomas importantes a tener en cuenta

–      Disminución del período de atención, de la capacidad de discernir, problemas de memoria.

–      Dificultad para razonar y resolver problemas.

–      Depresión o ansiedad.

–      Mareos o pérdida del equilibrio.

–      Hipoacusia

Síntomas sexuales:

–      Problemas de erección

–      Problemas con la lubricación vaginal

Síntomas del habla y de la deglución:

–      Lenguaje mal articulado o difícil de entender.

–      Problemas para masticar y deglutir.