Ponemos a su disposición la primera parte de un artículo del DrC. Rodneys Mauricio Jiménez, quien mereciera por su trabajo en la rehabilitación cognitiva en EM el Premio Nacional de Salud y el de la Academia de Ciencias. Este síntoma, presente en el 70 % de nosotros, es muchas veces ignorado.

La próxima semana publicaremos la segunda parte, donde recibiremos orientaciones concretas sobre cómo paliar este síntoma.

“IMPACTO DE LOS PROBLEMAS COGNITIVOS EN LA VIDA COTIDIANA”

UN DIÁLOGO CON PACIENTES Y FAMILIARES

Estas son algunas de las quejas subjetivas de los pacientes con esclerosis múltiple (EM) cuando asisten a consulta: «me siento más lento», «he perdido facultades y agilidad mental», «quiero decir una palabra, pero me quedo en blanco», «ya no soy el mismo de antes mentalmente», «tengo la palabra en la punta de la lengua». Estas vivencias se experimentan de forma variada en los pacientes y en otros, pasan silentemente sin que se les preste importancia. Sin embargo, lo que el paciente no conoce, es que estas afectaciones son causadas por el impacto del funcionamiento cognitivo que se muestra significativamente sensible al deterioro paulatino que puede generar la enfermedad.

Generalmente las alteraciones físico-motor son los síntomas por los que el paciente más se preocupa en los primeros estadios de la enfermedad subvalorando las alteraciones cognitivas. No obstante, resulta notorio en la EM que estos déficits se presentan en gran cantidad de los pacientes y producen un gran impacto en el ámbito personal, laboral y social. Ahora bien, el éxito del manejo de estas alteraciones, la prevención de su deterioro y el mantenimiento cerebral depende, en primer lugar, de que seamos «conscientes de que existen y que pueden afectarnos.

En este sentido, los neurólogos, neuropsicólogos y otros profesionales de la salud capacitados para este tipo de evaluación cognitiva tienen la misión de explorar estas funciones durante el curso de la enfermedad; así como, proponer de forma temprana intervenciones cognitivas y de comportamiento. No obstante, para contribuir al bienestar cognitivo y cerebral, lo primero es que los pacientes sean capaces de reconocer el impacto de las alteraciones cognitivas en la vida cotidiana y comiencen a desarrollar conocimientos y recursos desde la práctica familiar.

Cada paciente con EM debe estar atento al deterioro cognitivo a largo plazo y evitar mayor discapacidad.

Los proceso cognitivos, son aquellos que nos ayudan a conocer el mundo e interpretar los estímulos del medio ambiente. La percepción y reconocimiento de los objetos, el recuerdo de nombres de objetos y personas, la velocidad para dar o ejecutar una respuesta, capacidad para concentrarse en una actividad, solucionar un problema en la vida cotidiana, entre otras funciones son la expresión de las funciones cognitivas

En la EM las investigaciones científicas han observado que las funciones cognitivas mayor afectadas son: velocidad del procesamiento de la información, atención, aprendizaje y memoria, procesos visouespaciales y fluidez verbal.

Es importante que los pacientes y sus familiares reconozcan que la velocidad del procesamiento cognitivo es el «sello distintivo» de la EM. Cómo refiere el nombre, es un proceso que se relaciona con todas las funciones cognitivas brindando ritmo y velocidad de procesamiento. El procesamiento de la información y la memoria son los dominios cognitivamente más afectados. Cuando se manifiesta de forma leve, generalmente pasan inadvertidos y no se les presta suficiente atención a tiempo.

La atención y procesos visuoespaciales, funciones ejecutivas y fluidez verbal, son procesos que también pueden mostrarse alterados durante el curso de la enfermedad y también tienen un impacto significativo sobre la vida diaria de las personas con esta enfermedad. El deterioro cognitivo (compuesto por estas funciones) repercute notablemente en las limitaciones de actividades de la vida diaria, rendimiento escolar y profesional en dependencia de la edad y los subtipos de la enfermedad. Las alteraciones cognitivas reportadas en las investigaciones científicas más frecuentes son:

  • Limitaciones en el lugar de trabajo y entornos sociales independiente del nivel físico y discapacidad.
  • Afectaciones en la formación profesional.
  • Las personas tienen más probabilidades de estar desempleadas tener menos puntaciones en la calidad de vida.
  • Cometen más errores y correcciones en el ámbito laboral.
  • Pueden generar un peor desempeño que la población que no posee la enfermedad en el uso de internet.
  • En niños y adolescentes se asocia con la falta del desarrollo cognitivo asociado a la edad.
  • Dificultades académicas. Generando suspensión de grados, desafíos sociales, depresión y problemas del comportamiento.
  • Los pacientes tienen una reducción significativa de habilidades para gestionar el dinero.
  • Los problemas en la velocidad del procesamiento de la información y memoria visuoespacial afectan la capacidad y seguridad de conducción y tienen mayor riesgo de accidentes.
  • Los pacientes con formas progresivas con deficiencias en el aprendizaje memoria verbal, fluidez verbal y razonamiento son personas menos capaces en la tomas de decisiones médicas informadas durante el tratamiento.

Estos son algunas limitaciones que se han demostrado científicamente. Lo primero que debemos hacer, es estar atentos cuando se manifiestan en nuestra vida cotidiana.

Solo así daremos el primer paso para comenzar nuevas alternativas dirigidas a manejar y prevenir el deterioro cognitivo a largo plazo.

5 Comentarios

  1. Muy interesante este aspecto de la clinica de la Esclerosis Multiple,que ha sido subestimado por decadas por todos los que intervenimos en sus cuidados,dandole primordial importancia a los sintomas motores y sensitivos.Los equipos de atencion deben incluir esta evaluacion minimo 1 vez al año,en dependencia de cada paciente.Incorporar la neurorehabilitacion cognitiva como practica en la atencion integradora de estos pacientes.Gracias por este importante tema.

  2. Identificar la EM es el primer gran paso. Luego ejecutar el cerebro al igual que al cuerpo, son actividades que deben convertirse en rutina para los pacientes.

    • Me parece muy interesante que tengamos un espacio donde podamos estar informados los que de una forma u otra nos relacionamos con hacer el bien a los pacientes con EM, gracias Dr Rodneys Mauricio por tocar este tema y estaré siempre pendiente a futuras publicaciones.

      • Gracias por sus comentarios que son muy útiles para nosotros. Hay que seguir luchando porque se aplique la rehabilitación cognitiva en todo el país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *