No existe ningún indicio para suponer que la vacuna de covid-19 sea específicamente peligrosa para las personas con esclerosis múltiple

Durante los ensayos clínicos de las vacunas de covid-19, las personas algunas enfermedades crónicas como la EM fueron excluidas de los estudios, con lo cual no existe información directa para establecer su nivel de seguridad y eficacia, pero se recomienda vacunarse.

La llegada de la vacuna de la Covid-19 genera dudas entre las personas con esclerosis múltiple.

Actualmente desde Esclerosis Múltiple España, dentro de la cual está la FEM, se está trabajando con un Consejo Médico Asesor y participando en grupos de trabajo internacionales conjuntamente con la Federación Internacional de Esclerosis Múltiple para poder orientar a las personas con EM.

Sin acceso a un conocimiento directo sobre vacunas y EM, la información se consigue a través de la existente de vacunas para otras enfermedades y cambios inmunológicos que suceden en la EM, consecuencia de las terapias modificadoras de la enfermedad. Sin embargo, la información sobre vacunas y EM será cada vez más precisa, a medida que haya más conocimiento real.

¿Qué sabemos hoy  sobre la vacuna de covid-19 y la EM?

Con base en el conocimiento de los estudios de otras vacunas y la EM, no hay ningún indicio que haga suponer que las vacunas de la Covid-19 deban tener un efecto negativo en la evolución de la EM o deban interferir con la eficacia y seguridad de las terapias modificadoras de la enfermedad.

Además, ninguna de las vacunas de la Covid-19 hasta ahora comercializadas contienen virus “vivos atenuados”, por lo que no comportan riesgo de infección para las personas que reciben cualquier tipo de tratamiento modificador. No hay ningún indicio para suponer que las vacunas de la Covid-19 puedan ser específicamente peligrosas para las personas con esclerosis múltiple, incluidas las que toman tratamiento modificador.

Efecto de las vacunas y los tratamientos modificadores en la EM

Algunos tratamientos provocan que la respuesta protectora del sistema inmunológico generada por las vacunas sea menos intensa. La vacuna de la Covid-19 podría ser igualmente un poco menos eficaz en las personas que han tomado recientemente o están tomando ciertos tratamientos. Sin embargo, la respuesta inmunológica que provocan las vacunas en los pacientes que reciben tratamientos modificadores suele ser suficiente para protegerlos frente a la infección de Covid-19.

Por ello, las personas con esclerosis múltiple no deben modificar por iniciativa propia la pauta de los tratamientos modificadores con la intención de aumentar la eficacia de la vacuna, ya que los riesgos potenciales podrían ser importantes y el beneficio esperado muy escaso. Una menor eficacia de la vacuna es mejor que ninguna. No disponemos de ningún indicio para suponer que las vacunas de la Covid-19 tengan que ser menos eficaces que otras vacunas para las personas con EM en tratamiento modificador.

Ante la duda

Ante cualquier duda, consulta con el neurólogo.

Consideraciones finales

La información sobre vacunas y coronavirus se revisará constantemente. Se recomienda a las personas con esclerosis múltiple que sigan los consejos del gobierno para reducir el riesgo de contraer y transmitir la Covid-19, incluso cuando reciban la vacuna. Aquellas personas que se encuentren por algún motivo en un grupo de riesgo alto, deben seguir tomando las precauciones adicionales que les hayan indicado.

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *